viernes, 18 de noviembre de 2011

Entre 1952 y 1956 tres amigos viajaron de Barcelona a Sao Paulo en busca de un nueva vida, eran, por orden de llegada a Brasil, Carlos López -mi tio y padrino-, Angel Lopez -mi padre- y Pedro Martinez, el mejor amigo de ambos.
En Brasil hicieron grandes y pequeñas cosas, pero sobre todo vivieron, tuvieron que luchar y trabajar, pero fue una época féliz para ellos. En 1970 mi padre regresó a España; el trío se separó pero siempre quedó la ilusión de un nueva reunión. A finales de los 70 Pedro falleció. Carlos y mipadre volvieron a verse años más tarde cuando Carlos volvió a España donde pasó un año entero, un poco después volvió a pasar cuatro meses. El 13 de agosto de 2008 mi padre falleció, 6 meses después, el 16 de febrero de 2009 falleció mi madre (Teresona, como la llamaba Carlos) y ahora el 17 de noviembre de 2011 a fallecido mi tio. Ya no queda ninguno de aquellos amigos. Seguro que ahora están asando un pernil y tomandose unas caipirinhas, una pinga o una bagaçera esperando que Carmen (mi madrina y esposa de Pedro) y Benedita (la primera mujer de Carlos en Brasil, la que compartió aquellos años con todos ellos)lleguen a donde están. No se que habrá sido sido de Irenka, Elisabeth, Angel Raso, Rufino,los hermanos Heller y tantos otras cuyas historias me contaron mis padres.
Descansen en paz, ya estai otra vez todos juntos. Preparad unas caipirinhas con poco azúcar y mucha Pinga y un Karirí que en unos 60 años estaré con vosotros.

No hay comentarios:

Publicar un comentario